Blog

¿Sabes cuál es la diferencia entre Pilates y Yoga?

9 junio, 2017
Sin duda, preguntas como: ¿es lo mismo el pilates y el yoga?, ¿en qué se diferencian? o ¿cuál me sirve más?, han venido alguna vez a tu mente. Es muy común que mucha gente aún confunda ambas disciplinas, y claro, esto porque a pesar de ser técnicas completamente distintas comparten muchas similitudes entre sí.

Desde el principio: la palabra Yoga significa “unión” en sánscrito y se refiere a la fusión entre cuerpo, mente y espíritu. Es una disciplina que se creó en la India y proporciona relajación, además de bienestar físico y mental, ideal para la meditación. Por su parte, Joseph Pilates nombró a su método “Contrology” (Crontología), que se expresa como la completa coordinación de mente, cuerpo y espíritu. El pilates se enfoca en un entrenamiento físico y mental y contempla ejercicios que abarcan gimnasia y traumatología, potenciando la fuerza muscular con el control mental, prestando especial importancia a la relajación y la respiración.

La principal diferencia es que en yoga la postura se arma desde las extremidades (manos, pies, brazos y piernas) hacia el centro; mientras que en pilates es desde el Powerhouse (abdominales, glúteos y muslos internos) hacia las extremidades. Por lo tanto, el pilates se refiere al fortalecimiento del “core” y el yoga al estiramiento más enfático. Asimismo, en pilates las rutinas están dirigidas a fortalecer el cuerpo y mejorar el tono muscular, como nos lo recuerdan sus principios: respiración, control, centro, precisión, concentración y fluidez.; mientras que el yoga se enfoca en la relajación y la paz mental.

El pilates es una disciplina más cardiovascular, capaz de prevenir posibles lesiones y futuras enfermedades propias del envejecimiento como la artrosis y la osteoporosis. Te puede ayudar a tener mayor libertad, seguridad y comodidad en tu vida cotidiana.

No obstante, ambos se centran mucho en la respiración. En los dos casos, se enfatiza que la forma de respirar debe ser profunda, tanto al inhalar como al exhalar. La disimilitud está en que en yoga la respiración viene desde el diafragma, en pilates es torácica.

En cuanto a los implementos que se utilizan en las rutinas, en yoga existen las barras, mat y cuerdas, pero no incorpora elementos que otorguen resistencia o fuerza externa como el resorte, muy utilizado en las máquinas de pilates, así como también las colchonetas deben ser más gruesas que un mat.

Los beneficios de ambas disciplinas se expresan en aspectos como un cuerpo largo, fuerte y liviano, llegando a ser complementarios en la rehabilitación de lesiones. Como también, ayudan a disminuir el estrés y mejorar la calidad de vida.

Anímate a intentarlo, son dos actividades que pueden practicar todo tipo de personas, independientemente de la edad o la condición física.

Nuevo llamado a la acción

Newsletter

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Conócenos

¡Motívate! Solicita una clase experimental gratis

CLICK AQUÍ