Blog

POR QUÉ DORMIMOS

6 September, 2018

“El sueño es lo más eficaz que podemos hacer todos los días para restablecer nuestra salud cerebral y corporal.”

Este fascinante bestseller del Dr. Matthew Walker tiene el objetivo de ofrecer una base científica para abordar la necesidad insatisfecha del dormir bien.

“Por Qué Dormimos” (Why We Sleep) recién salió en tapa blanda y está en proceso de traducción al español.

Con base en una nueva y rica comprensión científica del sueño, ya no debemos preguntar para qué sirve el sueño. En cambio, ahora nos vemos obligados a preguntarnos si existen funciones biológicas que no se benefician con una buena noche de sueño. Hasta ahora, los resultados de miles de estudios insisten en que no, no los hay.

Dormimos por una variedad abundante de beneficios que sirven tanto al cerebro como al cuerpo.  Al parecer no hay ningún órgano principal dentro del cuerpo, o algún proceso dentro del cerebro, que no se mejore de manera óptima con el sueño.

En el cerebro, dormir enriquece una diversidad de funciones, incluso nuestra capacidad de aprender, memorizar y tomar decisiones lógicas. El sueño recalibra nuestros circuitos cerebrales emocionales, permitiéndonos navegar por los desafíos sociales y psicológicos del día siguiente con una compostura objetiva.

Estamos también comenzando a comprender la experiencia más impermeable y controvertida de todas las conciencias: el soñar. Soñar ofrece un conjunto único de beneficios. Entre estos regalos se encuentra un baño neuroquímico consolador que alivia recuerdos dolorosos y un espacio de realidad virtual en el que el cerebro combina el conocimiento pasado y presente, inspirando creatividad.

En el cuerpo, el sueño repone el arsenal de nuestro sistema inmunológico, ayuda a combatir la malignidad, previene la infección y evita todo tipo de enfermedad. El sueño reforma el estado metabólico del cuerpo ajustando el equilibrio de la insulina y la glucosa circulante. El sueño regula aún más nuestro apetito, ayudando a controlar el peso corporal a través de la selección de alimentos saludables en lugar de la impulsividad. El sueño abundante mantiene un microbioma saludable dentro del intestino del cual sabemos que comienza gran parte de nuestra salud nutricional. El sueño adecuado está íntimamente ligado a la aptitud de nuestro sistema cardiovascular, disminuyendo la presión arterial y manteniendo nuestros corazones en buen estado.

Es difícil imaginar cualquier otro método que ofrezca una reparación más poderosa a la salud física y mental en cada nivel de análisis

Matthew Walker, PhD – científico británico y profesor de neurociencia y psicología en la Universidad de California, Berkeley. Anteriormente, profesor de psiquiatría en la Facultad de Medicina de Harvard, fundador y director del Centro de Ciencias del Sueño Humano.

Nuevo llamado a la acción

Conócenos

¡Motívate! Solicita una clase experimental gratis

CLICK AQUÍ