Posts de la categoría ‘Blog’

Mi vestido es hecho de fibra natural pero ¿será que es sostenible?

El hecho de ser asociado con el mundo natural no significa que los procesos usados para obtenerlos no causen graves daños medioambientales.

En otras palabras, no basta que el tejido sea de origen natural, importa saber qué productos químicos son usados durante su fabricación.
Según Kate Fletcher, escritora, consultora y especialista en moda: “El algodón y el poliéster representan en conjunto más del 80% de las fibras textiles que se consumen anualmente en el mundo.” Ambos tejidos requieren el uso intensivo de petroquímicos. En en el caso del algodón convencional, por los pesticidas y herbicidas usados para su cosecha, mientras el poliéster por ser una fibra obtenida del petróleo.

¿Qué significa sostenibilidad cuando se trata de telas?

Para evaluar la sostenibilidad de un tejido, se debe considerar su impacto social y ambiental en 4 áreas principales:
1. La extracción de la materia prima
2. Producción textil
3. Teñido, estampado, lavado y acabado
4. Fin de vida útil, biodegradabilidad y capacidad de reciclaje

Los 6 tejidos más sostenibles

  • Tejidos Reciclados
  • Tencel (lyocell)
  • Lino
  • Cáñamo
  • Algodón orgánico
  • Yute
Referencias
Supply Compass 
Fashion Revolution 

“El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional”.

Al enamorarse, al tener hijos, al elegir una forma de vivir determinada, al hacer amistades, al perder a alguien, en todas estas ocasiones nos hacemos candidatos al dolor.   Por tanto, el dolor está presente en nuestra vida lo queramos o no.

Normalmente el dolor se relaciona con una pérdida, con un duelo. El dolor es proporcional a la pérdida que tuvimos. Puede comprender varias emociones como, por ejemplo, la tristeza o la rabia.  El sufrimiento en cambio es una elección. Incluso a veces es una posición de vida. Una manera de mostrarse ante los demás. El sufrimiento puede durar toda la vida, aunque el hecho que lo provocó ya haya pasado. Ante el sufrimiento no solo intervienen emociones, sino que también interviene los pensamientos, que pueden llegar a ser obsesivos.  Sufrir es no querer mirar el dolor, querer evitarlo  e  instalarnos en lo «incómodo» como una forma de vida.

«Sufrir es más fácil que actuar». -Bert Hellinger

Actuar pasa por abrirnos al dolor, aceptarlo, acogerlo y expresarlo para que lo podamos atravesar y pasar a la siguiente emoción. ¿Es el sufrimiento opcional? Si en la medida que podemos ahorrarnos el sufrimiento de más, aceptando nuestro dolor, dándole un espacio y responsabilizándonos de él. Para dejar de sufrir necesitamos aceptar que estamos sufriendo, validar nuestro dolor y ver cuál es la ganancia secundaria que estamos obteniendo con ese sufrimiento.

¿Qué beneficios secundarios obtengo del sufrimiento?

Lo primero que te puede venir a la cabeza es que ninguno, el tema es que detrás de cualquier conducta hay un beneficio secundario. En el caso del sufrimiento, a pesar de que pueda parecer algo involuntario, también hay un beneficio oculto que es conveniente destapar para poder aprender a hacer algo diferente ante el dolor.

  1. Negarme a vivir el dolor, defenderme del dolor
  2. No responsabilizarme de mi dolor
  3. Buscar una persona que sea mi «salvador» y que me saque de mi sufrimiento
  4. No aceptar la situación que me produce dolor. ¿Por qué a mí?
  5. Ser víctima y manipular a mi entorno a mi antojo
  6. Atraer al «público» para llamar la atención y sentirme querido
  7. Quedarme como estoy, en el pasado sin moverme hacia el futuro

Adriana Reyes
Psicóloga

Promoción “AMIGUIS” de YO Pilates en Marzo

Ahorra cuando tu invitado (a) realice su primera compra. Esta promoción es válida durante todo el mes de marzo 2019. Envíanos un correo y menciona “Amiguis 2019”. Te esperamos. 

6 Pasos Para Formar y Mantener Buenos Hábitos

1- Elige un hábito, y empieza con algo muy muy pequeño de él, que no requiera esfuerzo. Repítelo hasta automatizar ese segmento.

2-Identifica cuál es el obstáculo que te impediría empezar con tu nuevo hábito día tras día, y trata de evitarlo, colocando el nuevo hábito en espacios sin obstáculos.

3- Incrementa tu rutina de a poco. Suma flexiones, km, vasos de agua, porciones de fruta, lo que sea, pero de a poco.

4- Planifica el fracaso: prepárate mentalmente para el momento en que puedas tropezar. Piensa qué estrategia aplicarás para volver al camino.

5- Trata de recordar por qué estás haciendo esto, y cuál es la recompensa. Anótalo, repítelo.

6- Celebra cada logro: cada segmento asimilado, naturalizado, tiene que ser celebrado, ya que el cerebro, necesita entender qué está haciendo algo bien.

Photo by Tirachard Kumtanom from Pexels

Referencia: James Clear 

“Un Viaje de Mil Millas Comienza con el Primer Paso” Lao Tzu

El “Efecto de un Nuevo Comienzo” es una Oportunidad para Crear Nuevos Hábitos. ¿Pero cómo mantenerlos? 

La ciencia respalda que las resoluciones de Año Nuevo hacen que las personas se empeñen más a la hora de proponer metas y también aumentan sus posibilidades de alcanzarlas. Los expertos lo llaman de Efecto de un Nuevo Comienzo“. 
Esos “nuevos puntos de partida” ocurren a lo largo del año – no solo en enero – ya que están marcados por puntos de referencia temporales – cumpleaños, lunes, vacaciones, lo que nos da más oportunidades de recomenzar e incitar cambios que mejoren nuestras vidas.

¿Pero cómo mantener esos cambios para que se transformen en parte de nuestra rutina?

Según James Clear – creador de The Habits Academy, un curso para personas que buscan incorporar mejores rutinas y autor de Atomic Habits [Hábitos atómicos] un libro recién publicado y que luego estará disponible en Español, al igual que el dinero se multiplica mediante el interés compuesto, los efectos de tus hábitos se multiplican al repetirlos con el tiempo.

Para mantener buenos hábitos él recomienda emplear la “regla de dos minutos” para comenzar. “La idea es que tomemos cualquier hábito que queramos desarrollar y lo reduzcamos a solo dos minutos”. En la práctica, eso significa que en lugar de ir al gimnasio después del trabajo todos los días, haremos dos minutos de abdominales todos los días. En lugar de intentar leer 30 libros este año, leeremos una página todos los días. “La clave es que debemos establecer un hábito antes de poder mejorarlo”. “Nos centramos mucho en llegar a la meta, pero nos olvidamos de hacer lo más importante que es presentarnos al trabajo todos los días.”